El gobierno obliga a los patinetes eléctricos a tener seguro contratado

El Gobierno español ha aprobado una normativa que obligará a los usuarios de patinetes eléctricos a contratar un seguro de responsabilidad civil antes del 2 de enero de 2026. Esta medida, que se enmarca en el Proyecto de Ley de Seguros de Automóviles, busca aumentar la seguridad en las vías urbanas y proteger a todas las partes involucradas en posibles accidentes.


Un cambio necesario en la regulación

Desde hace años, los patinetes eléctricos han ganado popularidad como una alternativa de movilidad eficiente y ecológica. Sin embargo, con su incremento en las ciudades también ha crecido el número de accidentes y conflictos legales. Para abordar esta problemática, el Gobierno ha decidido que todos los patinetes eléctricos deberán estar asegurados, medida que se implementará progresivamente hasta 2026.


Detalles de la nueva ley

La normativa establece que los vehículos personales ligeros, incluyendo patinetes eléctricos y otros vehículos de movilidad personal (VMP), deberán contar con un seguro de responsabilidad civil. Esto incluye:

  • Patinetes eléctricos: con velocidades entre 6 y 25 km/h y un peso inferior a 25 kg.
  • VMP: que alcanzan velocidades máximas entre 6 y 14 km/h y superan los 25 kg de peso.

Además, se pondrá en marcha un registro público para estos vehículos, aunque no se ha mencionado la obligatoriedad de matrícula. Este registro servirá para tener un control más preciso sobre la cantidad y tipo de VMP en circulación, facilitando así la implementación de políticas públicas y medidas de seguridad.


Coberturas y beneficios del seguro obligatorio

El seguro obligatorio para patinetes eléctricos ofrecerá una mayor protección tanto para los conductores como para terceros afectados en accidentes. Entre los beneficios de esta medida se encuentran:

  • Mayor cobertura de indemnizaciones: ajustadas al IPC y ampliadas en ciertos casos para mejorar la compensación a las víctimas.
  • Fondo de garantía nacional: para cubrir indemnizaciones en caso de insolvencia de las aseguradoras.
  • Reducción de litigios: se busca que las indemnizaciones sean adecuadas para evitar la vía judicial.

Impacto de la nueva normativa

Se estima que en España hay unos 5 millones de patinetes eléctricos en circulación. Con esta medida, todos ellos deberán asegurarse, lo que representa un cambio significativo en la regulación de la movilidad urbana. Aunque ya existen seguros especializados para patinetes, habrá que ver cómo se adaptan y si es posible integrar estas coberturas en otros seguros, como el de hogar.

Además, esta nueva ley podría tener un impacto en el mercado de seguros, generando nuevas oportunidades para las aseguradoras que ofrezcan productos específicos para estos vehículos. También se espera que la normativa fomente una mayor responsabilidad entre los usuarios de patinetes eléctricos, quienes deberán considerar los costos adicionales al adquirir y utilizar estos dispositivos.


Adaptación y plazos

La implementación de esta normativa no será inmediata. Una vez aprobada la ley, se establecerá un periodo de seis meses durante el cual la Comisión de Seguimiento del Sistema de Valoración definirá el reglamento del seguro obligatorio. Se espera que este proceso concluya a finales de 2025, permitiendo que la obligatoriedad del seguro entre en vigor a principios de 2026.

Para facilitar la transición, se realizarán campañas de información y concienciación dirigidas a los usuarios de patinetes eléctricos, explicando los beneficios del seguro y cómo contratarlo. También se prevé la colaboración con fabricantes y distribuidores para que incluyan información sobre la obligatoriedad del seguro al momento de la venta.


Influencia europea

Este cambio legislativo se alinea con la Directiva 2021/2118 de la Unión Europea, que busca ampliar la cobertura y las indemnizaciones a las víctimas de accidentes por vehículos de motor. En España, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha sido una de las principales impulsoras de esta medida, destacando la necesidad de regularizar el uso de patinetes eléctricos para mejorar la seguridad vial.


Reacciones y perspectivas

La aprobación de esta normativa ha generado diversas reacciones. Por un lado, las asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico han aplaudido la medida, argumentando que ofrecerá una mayor protección y facilitará la compensación a las víctimas. Por otro lado, algunos usuarios de patinetes eléctricos han expresado preocupaciones sobre el costo adicional que representará contratar un seguro, especialmente para aquellos que utilizan estos vehículos como una opción de movilidad económica.

En el sector asegurador, se espera un aumento en la demanda de seguros específicos para patinetes eléctricos, lo que podría llevar a una mayor competencia y, eventualmente, a una oferta más variada y accesible de productos. Las compañías de seguros ya están trabajando en el desarrollo de pólizas que se adapten a las necesidades particulares de los usuarios de patinetes eléctricos, incluyendo coberturas por daños a terceros, accidentes personales y robos.


Conclusión

La obligatoriedad del seguro para patinetes eléctricos representa un paso importante hacia la regulación y seguridad de la movilidad urbana en España. Los usuarios de estos vehículos deberán adaptarse a los nuevos requisitos para garantizar una circulación más segura y responsable. En EcoMove, apoyamos esta iniciativa como un avance hacia una movilidad más segura y sostenible para todos.

La nueva normativa no solo busca proteger a los usuarios de patinetes eléctricos y a los peatones, sino también fomentar una convivencia más armoniosa en las ciudades. La seguridad vial es una responsabilidad compartida, y la implementación de estas medidas contribuirá a crear un entorno más seguro y equitativo para todos.


Puedes consultar la noticia oficial de la revista de la DGT aquí.


Quizás te interesen estos artículos relacionados